Miércoles, 01 Diciembre 2021

ALL I OLI

ALL I OLI Imagen 1
ALL I OLI Imagen 1

TIEMPO DE CALÇOTS

ALL I OLI 1438 A247El calçot es una verdura a medio camino entre la cebolla y el puerro cuya temporada ideal de consumo se da aproximadamente entre noviembre y abril. Esta especie de cebolla tardía encanta a los catalanes, que se pasan dicha temporada haciendo calçotadas, es decir, banquetes a base de calçots que se elaboran a la brasa y se comen con la mano, casi de bocado, tras untarlos en salsa romesco casera. Aunque también las hacen en restaurantes, las calçotadas más apreciadas por los catalanes son las que se hacen al aire libre, en el campo, en el jardín de una masía, y en grupo, cuanto más grande mejor. Aunque nunca hemos estado en ninguna, nos encantaría acudir algún día a una calçotada “genuina”.

En cualquier caso, aunque no estemos en Catalunya y aquí no tengamos masías, a lo largo de la temporada contamos con un restaurante en el que sí podemos disfrutar de unos buenos calçots a la brasa, en realidad de los mejores, pues los calçots que se sirven en All i Oli son de Valls, reconocidos con su propia Denominación de Origen, los más apreciados de todos.

El All i Oli de Martutene es un restaurante de cocina catalana de montaña, atractivo, acogedor, y dotado de una hermosa parrilla en la que los calçots se hacen a la perfección. Y ahora, coincidiendo con la temporada de sidrerías, sus responsables, César Barrera y Arantxa Mendioroz, han ideado un atractivo “Menú de calçotada” que cuenta con los siguientes platos: Aperitivo de la casa (generalmente paté con tostadas), Rebanadas de pan de payés con tumaca, Un generoso plato de calçots y su salsa romesco, una ración de butifarra con alubias blancas y auténtica crema catalana quemada en la parrilla. El menú incluye el vino y una copa de Cava por persona y tiene el ajustado precio de 35 euros (IVA incluido). Sin duda, nos encontramos ante un auténtico chollo y una manera excelente de acercarnos a la cultura catalana por el lado que más nos gusta a los vascos, el gastronómico.

Por si el precio fuera poco, All i Oli proporciona a cada comensal un bonito babero impreso para que todos vuelvan a casa como han entrado en el restaurante, lo que convierte a la calçotada en algo todavía más divertido, una experiencia ideal para acudir en familia o entre amigos. All i Oli, además, se encuentra situado a menos de 50 metros del apeadero de Renfe de Martutene, lo que hace que el acudir a este restaurante sera un placer, tanto para los donostiarras como para gran parte de los guipuzcoanos.

 

ALL I OLI

Okendotegi, 2 (Martutene). DONOSTIA-SAN DEBASTIÁN. 
(A 25 metros del apeadero).
Tf: 943 46 02 96
www.alliolidonosti.com