Domingo, 14 Julio 2024

ALTZOKO OSTATUA: COCINA TRADICIONAL VARIADA Y MUY CUIDADA

JAKITEA Gure Betiko Sukaldaritza

 

ALTZOKO OSTATUA: COCINA TRADICIONAL VARIADA Y MUY CUIDADA Imagen 1

 

“Barricada cantaba “Aún queda un sitio…”, y hoy, a 10 minutos de Tolosa, hemos comprobado que, efectivamente, aún queda un sitio rústico, rural, apartado del mundanal ruido, con un paisaje espectacular y un microclima muy particular, donde un cocinero honrado, sincero y despreocupado (en el buen sentido de la palabra) dirige, junto a su mujer, el ostatu local practicando una cocina sencilla pero cuidada, casera pero actualizada, impecablemente ejecutada y presentada, a precio popular y valiéndose de elaboraciones 100% propias. 

ALTZOKO OSTATUA 6002 w203Estamos hablando de Jokin Zavala Zeberio, cocinero andoaindarra de larga trayectoria, que se ha hecho con las riendas del Ostatu de Altzo con su mujer, la alegitarra Aran Rodríguez, y un equipo de sala joven, eficiente y muy atento que hace sentirse a la clientela como en casa y que está petando el local día sí y día también, llenando el luminoso y acogedor comedor o su maravillosa terraza en la que podemos comer al pie de una preciosa iglesia románica disfrutando de unas vistas alucinantes y una cocina intachable. 

Hoy hemos disfrutado como mastines en Altzoko Ostatua, tanto de las manitas y oreja de la barra como de la ensaladilla rusa y los calabacines rellenos del menú, como de la merluza con costra de txipirón o el cochinillo al horno del menú de fin de semana, como de los extraordinarios postres caseros y su muy mimada carta de vinos. Ha sido un placer hablar con Jokin de su filosofía laboral, su trayectoria vital, el legado de sus antecesores… y ha sido una gozada salir a la calle con las últimas luces del día y disrutar de un bonito paseo por uno de los pueblos más bonitos de Gipuzkoa. 

Sin duda, “aún queda un sitio, ven conmigo… aún queda un sitio, si me quieres acompañar… “

Este texto con el que inciamos esta crónica es el texto que publicamos en Facebook hace dos semanas, inmediatamente después de visitar Altzoko Ostatua y ponernos por primera vez en manos de Jokin Zavala, y denota la satisfacción que sentimos tras esa primera comida. Realmente, habíamos probado anteriormente la cocina de este chef, concretamente cuando dirigía los fogones y las parrillas del Route 33 de Lasarte. Pero el concepto que  trabaja ahora este veterano cocinero es diferente, más casero, más tradicional. Jokin Zavala está muy a gusto con su nueva ubicación y, de hecho, piensa que puede ser el destino final de un largo periplo en el que ha pasado por multitud de restaurantes y asadores. Además, Jokin cuenta en este nuevo destino con la ayuda y la complicidad de su pareja, la alegitarra Arantxa Rodríguez, al igual que él forjada en mil batallas como la temporada que pasó en el mítico bar Juantxo de Donostia, el Juantxo de los años noventa en el que, nos cuenta, llegó a haber días en los que se llegaron a elaborar 6.000 bocadillos.

 

Menú del día y menú de fin de semana

Con estas tablas y con esta capacidad de trabajo, Jokin y Arantxa están encantados de trabajar en un lugar que pueden controlar de una forma más sencilla y en el que han basado su oferta, principalmente en los menús como el menú del día, que se factura a 12,50 euros y que atrae a un montón de gente a la preciosa localidad de Altzo.

En cualquier caso, la opción más interesante de esta casa es el excelente Menú de fin de semana en el que por 27,50 euros se sirven cuatro platos y postre. Para empezar, se comparte un plato de jamón ibérico que va seguido de una ensalada que según la temporada y el mercado puede ser de bacalao, de pato, de langostino, con guacamole, con txipirones... Jokin y Arantxa van jugando y tratan de que la gente encuentre diferentes platos cada vez que acuden a comer este menú. En temporada, por ejemplo, en vez de la ensalada han llegado a servir platos como espárragos frescos con guisantes.

El menú se completa con media ración de pescado, media de carne y postre. El pescado habitual es la merluza que Jokin trabaja con maestría y que puede elaborarse en Costra de txipirón, como fue nuestro caso, con vinagreta de verduritas, rellena de marisco... son mil y una las formas que conoce Jokin de preparar este pescado cuyo punto domina a la perfección. Y para finalizar, se da a elegir entre Taco de txuleta o Carrilleras de cerdo al vino tinto, todo ello complementado, por supuesto, con una rica variedad de postres caseros.

Y, por supuesto, si alguien opta por querer comer platos fuera del menú, en Altzoko Ostatua nunca faltan opciones de carta como el exquisito cochinillo o el cordero asado a baja temperatura, o las opciones de pikoteo de barra como Croquetas, Ensaladilla rusa, Callos, Oreja rebozada, Manitas de ministro, Morcilla, Mondeju, Txipirones... una excelente variedad de comida casera para picotear en la zona de bar o complementar con ella una comida. 

Sin duda, Altzoko Ostatua se perfila como una de las direcciones más interesantes de Tolosa y uno de los lugares más acogedores, como reza su original slogan “Zatoz Altzora”, que puede ser traducido como “Ven a Altzo” o, mucho más sugerente, “Ven a nuestro regazo”.

 

ALTZOKO OSTATUA

Herriko Plaza - ALTZO
Tf: 943 65 22 62