Sábado, 08 Agosto 2020

ARTZABAL: LOS PRIMEROS SERÁN LOS PRIMEROS

ARTZABAL: LOS PRIMEROS SERÁN LOS PRIMEROS Imagen 1
ARTZABAL: LOS PRIMEROS SERÁN LOS PRIMEROS Imagen 1

 

No, no hay un error en el titular. No se nos ha colado una expresión equivocada donde debiera haber puesto “los últimos serán los primeros”, no... Artzabal fue, por suerte o por fatalidad, el primer restaurante de los contornos que se vio obligado a cerrar en marzo, y ha sido, paradójicamente, uno de los primeros en arrancar... y con muy buena marcha.

 

Visitamos el Artzabal y realizamos las fotografías que ilustran este artículo el 11 de marzo, miércoles, tres días antes del decreto de cierre forzoso de la hostelería. En aquel momento se oían rumores pero, aunque ahora, visto lo visto, se haga extraño, en aquel momento nadie se tomaba en serio el tema del cierre. El propio Igor Gorriti llegó a comentar durante la comida “no nos pueden hacer cerrar 15 días. Sería la ruina”. Todo un visionario.

Pues bien, al día siguiente por la mañana recibimos la llamada de Igor comunicando que les habían obligado a cerrar, tres días antes que al resto, debido a la presencia, en las plantas superiores del local, del hogar del jubilado local. Así que el presente artículo se quedó en la  recámara.

ARTZABAL Fritos 6514 A310En cualquier caso, como decimos, Artzabal ha sido de los primeros en arrancar y lo ha hecho cargado de energía, algo que no nos extraña pues pudimos comprbar que Igor Gorriti está dirigiendo bien, pero que muy bien, este precioso bar-restaurante cuyo secreto reside, según su responsable, en “el boca a boca y la constancia”. Y es que todos los días Artzabal ofrece un menú en el que podemos elegir entre 5 primeros, 5 segundos y 5 postres entre los que nunca faltan 2 ensaladas, un potaje, una verdura, un plato de cuchara, uno o 2 pescados, una carne al horno, en salsa o a la plancha... la variedad es una norma sagrada en este local que, además, se aprovisiona en la mayor medida posible con productos de proveedores cercanos y de huertos colindantes. “La gente se ha acostumbrado a disfrutar en Artzabal de los productos de temporada. Cuando llegan las guindillas vendemos toneladas, y en temporada de tomate da igual cómo lo pongamos... no hace más que salir tomate”. La calidad, por lo tanto, es otro de los mimbres de esta casa, aunque como en todo barco bien direccionado, la tripulación también tiene una importancia primordial. Ese es otro de los aciertos de Gorriti, haberse rodeado de gente terriblemente válida como el último fichaje, el cocinero hernaniarra Juanjo Usarraga, formado en Ategorrieta y pulido en templos como el Zuberoa, el Remigio de Tudela o Iparragirre Sagardotegia, o la jefa de sala Naroa Gama, natural de Orio, que lleva desde 2018 poniendo orden en este dinámico y versatil establecimieno. “La pluralidad” subraya Igor, “es otra de nuestras características. Aquí viene tanto gente local como gente de fuera, familias, parejas jóvenes con niños... unos toman hamburguesas, otros un cogote, otros se piden unas tostas... y nosotros intentamos darles de comer lo mejor y más limpio posible, evitando al máximo las frituras, ofreciendo productos naturales... acabamos de tener alcachofas buenísimas con jamón, en verano ofrecemos un montón de ensaladas, los hongos se los cogemos a Arrospide... cuidamos el género y cuidamos a la clientela”. De hecho, Igor se encuentra ahora totalmente absorbido, en el tiempo que le deja el negocio, en cursar los estudios de Grado Superior de Dietética en CEBANC, algo que tendrá consecuencias directas en el restaurante y su oferta gastronómica.

Todo esto y más pudimos comprobarlo en la maravillosa degustación a la que fuimos sometidos el 11-M en la que cayeron finísimas Croquetas de jamón elaboradas con leche del caserío Bordatxo, una suculenta Ensalada Artzabal (Lechuga, pollo salteado, frutos secos, picatostes y parmesano), un meloso y fundente Milhojas de calabacín y carrillera gratinado con mozzarela, unos Callos caseros de hacerle la ola al chef, una explosiva Hamburguesa (concretamente la nº 4 alias “la doble” con doble de carne de Carnicería Arruti de Usurbil, huevos ecológicos “Han goiko arrautzak”, queso, cebolla pochada a fuego lento y bacon, todo ello envuelto en pan de Labe  Goxo... y para culminar antes del postre, impresionante Pollo de caserío, gran especialidad de la casa, asado en un punto perfecto y acompañado de sus sabrosos jugos. Como puede imaginar el lector o lectora, tuvimos que sacar la bandera blanca de la rendición y dejar más de un plato sin terninar para poder probar el Brownie con el que terminó el alarde culinario que demostró, sobradamente, que Artzabal es un lugar en el que se come, hablando mal y pronto, de puta madre, oigan.

 

ARTZABAL Ensalada 6518 A310

 ARTZABAL 6530 A310

 

 

 

 

 

 

ARTZABAL Callos 6539 A310ARTZABAL Hamburguesa 6583 OJ190

 

 

 

 

 

 

 

ARTZABAL Pollo 6621 A310ARTZABAL Tarta 6632 A310

 

 

 

 

 

 

 

 

ARTZABAL

Puntapax Kalea, 8 - USURBIL
Tf: 943 36 91 393