Sábado, 10 Diciembre 2022

KOSTALDE (DONOSTIA): AGUR KOSTALDE... ADEU I MOLTES GRACIÈS !!

JAKITEA Gure Betiko Sukaldaritza

 

KOSTALDE (DONOSTIA): AGUR KOSTALDE... ADEU I MOLTES GRACIÈS  ... Imagen 1

 

KOSTALDE 9983 wOJ214Bukatu da, akabo. S´ha acabat. El 30 de septiembre el Kostalde de la Zurriola cerró sus puertas y el 1 de noviembre pasará a manos de sus nuevos dueños que cambiarán nombre, decoración y estilo. Asistiremos, una vez más, al cierre de un restaurante sin relevo generacional que suma una muesca más a la escalonada e inevitable muerte de la hostelería tradicional, un modelo de negocio que agoniza y se dirige inexorablemente a su fin por mucho que no pocos valientes se empeñen épicamente en mantener viva la llama de la hostelería “de toda la vida”. Y toda la vida es, precisamente, lo que lleva Elena Navarri Jaumet dándolo todo por la profesión que le tocó en suerte de nacimiento aunque ella no lo supiera en aquel 10 de enero del 64. Sus padres, Ernesto y Carmen, llegados de los perdidos valles del norte de Lleida, habían abierto tres años antes el Guria, en los bajos del Teatro Victoria Eugenia, y desde los 12 años Elena fue un eslabón más del negocio familiar. 

El Guria fue toda una referencia hostelera y culinaria en el Donostia de finales del siglo XX. “Ahora es un bar pequeñito, pero en su día llegamos a dar 400 cubiertos en un día. Ofrecíamos tanto cocina catalana como cocina de mercado, paellas, grupos, banquetes...”. Elena no guarda más que buenos recuerdos del tiempo vivido en un establecimiento que fueron obligados a dejar por injustos tejemanejes institucionales en 1996. Por suerte pudieron hacerse a escasos 500 metros con su actual local.

KOSTALDE Talde 0027 wOJ214En Kostalde Elena y sus padres se centraron en lo que les distinguía: la cocina catalana. “Tiramos por las torradas, las escalibadas, las paellas, la esqueixada, la fideuá, el conejo y el pollo a la brasa, el all i oli… nadie más ofrecía ese tipo de cocina en la ciudad y tuvo muy buena acogida. También ha tenido una gran importancia el menú del día, que nos ha permitido ofrecer una cocina de mercado y de temporada que ha sido seña de identidad de la casa” afirma esta hostelera que formó parte de Jakitea desde el inicio y ha seguido a pies juntillas los postulados de dicha asociación. “Aquí siempre hemos guisado, siempre hemos cocinado con fundamento. Cuando hemos hecho espárragos o calabacines rellenos siempre los hemos hecho bien amasados, con buenos pedazos de relleno… aquí la gente siempre ha sabido lo que comía”. 

Obviamente, Elena no está en edad de jubilarse. Pero la pandemia ha acelerado el cansancio de esta irredenta mujer que tras la jubilación este mismo año de su cuñado Ricardo Arruti y su cocinera Mª Jesús Manterola, compañeros de viaje desde hace más de 20 años, ha optado por ceder el testigo. “La pandemia nos ha dado un palo terrible cuando estábamos terminando de remontar la crisis y ya no salen las cuentas. Ha sido muy duro y aunque podría seguir he optado por parar”. A mediados de septiembre disfrutamos de nuestra última paella en Kostalde y en la sobremesa fuimos testigos de un incesante paso de gente despidiéndose de nuestra interlocutora. “Al menos me quedo con esto. La gente. Los clientes. Los amigos. Gros es un pueblo y hemos hecho un sinfín de amistades que han tenido nuestro restaurante como su casa. Solo por ello ha merecido la pena”.

 

RESTAURANTE KOSTALDE

Avda. Zurriola, 28 (Gros) - DONOSTIA
Tf: 943 27 77 91