Miércoles, 17 Octubre 2018
Libros ONDOJAN + BDB

ASADOR ARRIOLA: UN RENOVADO CLÁSICO EN PLENO CENTRO DONOSTIARRA

JAKITEA Gure Betiko Sukaldaritza

 

Somos asíduos del Vallés, así que no eran pocas las veces que habíamos pasado por delante de la fachada del Asador Arriola, en pleno centro de la preciosa calle de Reyes Católicos, pero todavía no nos habíamos animado a franquear sus puertas. Una vez hecho, ha resultado una grata sorpresa el encontrarnos con un restaurante de raigambre familiar, abierto hace 46 años, concretamente en octubre de 1972, y recientemente rehabilitado con gran gusto, manteniendo un perfecto equilibrio entre clasicismo y modernidad.

“La obra fue un perfeccionamiento a mi estilo. Antes era muy oscuro, muy asador castellano con predominio de maderas, ocres...” Quien así habla es Mikel Sáez, hijo de Jose Mari Sáez y Marina Díez, que abrieron el Arriola tras haber trabajado juntos en otros espacios como el comedor del Vallés o Casa Gandarias, que inauguraron en 1967. Mikel representa, por lo tanto, la segunda generación al frente del negocio, aunque cuenta con el apoyo incondicional de su madre que se gobierna la sala ejerciendo de puente entre la anterior etapa del restaurante y la que representa Mikel, que realizó recientemente un Master de Perfeccionamiento Culinario en el Basque Culinary Center. “Llevo 23 años en cocina, pero en el Basque me dí cuenta de qué poco sabía. El máster, además de para aprender, me ha valido para recuperar la ilusión, y aunque de momento el público del asador sigue siendo muy tradicional, voy metiendo de vez en cuando algo nuevo e intento buscar las temperaturas y los puntos óptimos del producto”. 

Al mencionar “el producto”, Mikel se refiere principalmente a la carne. “Me defino como carnívoro, y la mayoría de gente viene al Arriola por nuestras carnes asadas, el cabrito que traemos de Baltanás (Palencia) y el cochinillo segoviano. Hemos probado con género de otras latitudes, pero no lo cambiamos, además de que hemos conseguido una gran relación con los proveedores que nos facilitan lo mejor que crían”.

La cocina de Mikel Sáez es sabrosa y contundente, apoyada en la técnica que le han aportado más de dos décadas en cocina y su máster, como lo demuestran las croquetas de jamón de generoso tamaño y gran sabor con las que comenzamos la degustación, al que sigue una vistosa ensalada de temporada que destaca por la calidad de sus componentes y la primorosa presentación de la misma, y un arroz con unas de las mayores y más sabrosas almejas que hemos degustado en Donostia. Seguimos con una merluza rellena que nos seduce por su sabor y por la finura de la farsa, que demuestra que el pescado también se cuida en Arriola. Como subraya Mikel, “estamos en zona puerto y es imposible tener mal pescado. Además, esta merluza, rellena con una bechamel con falsa holandesa y especialmente cuidada es también uno de los platos que nos diferencian”.  En cualquier caso es, como preveíamos, el cabrito, untuoso, tierno, jugoso y perfectamente tostado en su exterior, el que nos termina de subyugar demostrando todo lo adelantado por Mikel. “Y no habéis probado las chuletillas, que tienen clientela fija, ni el cochinillo”, añade. Sin duda, ya tenemos dos motivos más para regresar al Arriola.

Unos simples pero impecables postres caseros, leche frita y flan de huevo, termina de redondear una fantástica comida que esperamos tenga su pronta réplica, a ser posible en la terraza adyacente al local en la que puede comerse o cenarse  a la carta, un servicio que no se ofrece en todas partes. 

 

ASADOR ARRIOLA

Reyes Católicos, 9 (Centro) - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
Tf: 943 4 571 37