Viernes, 21 Enero 2022

MESÓN ERAUSQUYN: MARAVILLA OCULTA EN LA LLANADA

MESÓN ERAUSQUYN: MARAVILLA OCULTA EN LA LLANADA Imagen 1

 

El pasado mes acudimos a conocer, dentro de las Jornadas Gastronómicas de la Llanada Alavesa, el Mesón Erausquyn, un restaurante situado en la pequeña localidad de Dulantzi, a un cuarto de hora escaso de Gasteiz, en pleno corazón de la Llanada. Hacía tiempo que queríamos conocer esta casa de comidas, de la que nos habían contado maravillas y la visita a la misma no nos decepcionó a pesar de ser un menú elaborado expresamente para unas jornadas. Y es que dicho menú, en este caso, no traiciona la cocina habitual del restaurante, basada, precisamente, en los productos de proximidad, la estacionalidad y la calidad. No en vano, este restaurante pertenece a Slow Food, Asociación que en Álava tiene una fuerza y un fundamento especial.

Juan Gil lleva desde 2004 dedicándose en cuerpo y alma a este precioso restaurante, la casa de comidas más antigua de Álava, abierta en el año 1806 y retomada en 1999 por Rosa Ruiz, madre de Juan, que antes de dedicarse de lleno a los fogones del mismo, se ha curtido en restaurantes de gran solvencia como Goizeko Kabi o Gaztelupe de Madrid, Zaldiaran de Gasteiz o Casa Marcial de Arriondas, donde conoció al joven cocinero jienense Miguel Ángel Alberjón, actualmente su segundo de cocina en Mesón Erausquyn.

Centrándonos ya en el menú, comenzó el desfile con unas untuosas croquetas con queso Idiazabal de Gorka Azkarraga, pastor de la vecina localidad de Galarreta. Seguimos con la "Tortilla 2.0", una tortilla deconstruida y servida en vaso elaborada con espuma de patata ecológica (alavesa, of course), yema de huevo y cebolla caramelizada también ecológica. Un platito divertido y sápido que nos sigue introduciendo en los sabores de la tierra.

El "hongo en tres texturas" consistía en un caldo de hongos en el que flotaban pedazos de hongo caramelizado al dente, cubierto por unas láminas de pie de hongo. De nuevo nos encontramos, al igual que la anterior, ante una propuesta divertida aunque mucho más intensa en sabor.

Siguió una curiosa fusión entre la cocina oriental y la alavesa: unas gyozas (empanadillas japonesas) rellenas de liebre guisada, servidas sobre su salsa clarificada y cubiertas por brotes de cilantro y germinados de cebolla. Si bien hasta el momento todo había resultado una maravilla a nivel de sabor, en este momento entramos en el terreno de la exquisitez, que siguió patente en el siguiente plato, un jugosísimo pichón asado a baja temperatura servido con la pechuga a la brasa y el muslo a modo de chupa-chups, un prodigio de sabor y jugosidad con gran fuerza y personalidad... un señor plato.

El menú finalizó con la "Interpretación del pan de Calatrava" de Juan Gil: un esponjoso bizcocho acompañado de crema de melocotón y un raspadito de cítricos. Un divertimento más, eso sí, al igual que sus predecesores, cargado de sabor y buen gusto. Como puede verse, un gran menú que además de aportar un sinfín de satisfacciones a lo largo de su degustación, contó con el atractivo añadido de resultar inusitadamente económico al estar incluido en los menús de las Jornadas Gastronómicas: 35 euros, IVA, café y vino de Rioja Alavesa incluido. En cualquier caso, pegarse la gozada de comer en el Mesón Erausquyn no resulta, de ninguna manera, un placer inaccesible, ya que a lo largo de la semana, este restaurante ofrece, los mediodías, un menu de 12 euros, el fin de semana se sirve un menú especial de 20 euros (aperitivo, entrante, principal, postre y bebida) y todos los días está disponible un excelente menú degustación de 7 platos por 37,50 euros, bebida aparte.

 

MESÓN ERAUSQUYN
Arrabal Kalea 22 - DULANTZI (Araba)
Tf.  945 42 00 39