Martes, 25 Enero 2022

VI JORNADA DE CATA DE CHULETAS Y VINO EN PATXIKU-ENEA

VI JORNADA DE CATA DE CHULETAS Y VINO EN PATXIKU-ENEA Imagen 1

PATXIKU 8488 OJ139

Si algo se puede decir de Manu Méndez, el propietario y alma mater de la Vinatería, el ejemplar establecimiento “Grosero” que cuenta con más de 20 años de historia impulsando la cultura del vino en Donostia, es que es un hombre con un carácter de hierro y una voluntad de acero, una persona que derrocha vitalidad, energía, humor y alegría de vivir, buen rollo en suma que contagia a todos los que le rodean y se dejan atrapar por su enérgica estela.

No decimos esto de manera gratuita, sino después de comprobar que este navarro de nacimiento y donostiarra de adopción ha hecho frente a la adversidad tras pelear contra un duro y avanzado cáncer y, a pesar de verse, más de un año después del terrible diagnóstico, postrado en una silla de ruedas, aún saca fuerzas para no solo seguir dirigiendo su negocio, sino para seguir organizando las principales actividades lúdico-gastronómicas que organiza en torno al mismo, principalmente la Jornada de Cata de Txuleta y Vino, que anualmente se celebra en el asador Patxiku-Enea de Lezo y la entrega del Premio Baccus que también anualmente es concedido a una persona o entidad que se destaca por su defensa y difusión de la cultura del vino.

Este año, ambas actividades tuvieron lugar el mismo día, concretamente el jueves 10 de marzo, día elegido por Manu Méndez para convocar a una buena cantidad de amigos a los pies del macizo de Jaizkibel. 

Importante cita gastronómica

Allí se encontraban importantes nombres de la gastronomía donostiarra como Xabier Gutiérrez, jefe de laboratorio del restaurante Arzak y novelista de renombre que, precisamente, ha incluido a Manu Méndez entre los personajes de su última y exitosa obra “El aroma del crimen”. También se encontraba entre los presentes Luis Irizar, el padre indiscutible de la actual cocina vasca, chef y maestro, fundador de la Escuela de Cocina Irizar que fue la entidad que recibió, este año, el premio Baccus en la 17ª edición de los mismos. También había varios miembros de la Asociación Baccus como Adolfo de Pedro y Teodoro Pérez Navas

Además de los mencionados, llamaba la atención este año la profusion de personas relacionadas con la comunicación gastronómica. Como todos los años, estaban presentes los responsables de Ondojan.com Ritxar Tolosa y Josema Azpeitia, periodista éste último que fue galardonado hace 3 años con el Premio Baccus. También acudieron el especialista en redes sociales Mikel Otto, el periodista vizcaíno Igor Cubillo, responsable de la web “Lo que coma Don Manuel”, Nere Ariztoy, especialista en comunicación gastronómica y embajadora del vino de La Rioja, Sonia García Olazabal, de Baseclick y la japonesa June Yamaguchi, un auténtico imán viviente para los nipones que acuden a conocer la gastronomía donostiarra.

La mesa se completaba con la compañera de Xabier Gutiérrez, Lola Campos, el gerente de Cárnicas Guikar, Jesús Sainz, y dos mexicanos que acudían por primera vez al evento: el chef César Sánchez, que se encuentra pasando una temporada colaborando en la cocina del asador Patxikuenea y Víctor Maldonado, organizador de la Copa de Vela México-Euskadi, que se celebra anualmente en Hendaia.

Grandes vinos y grandes carnes

El acto, como en anteriores ocasiones, consistió en la cata y valoración de cuatro grandes vinos seleccionados por Manu Méndez y la posterior degustación y valoración de cuatro diferentes tipos de carnes seleccionados por Aitor Man­te­rola, parrillero de Patxiku­enea y aportadas por Guikar. 

Tras la degustación de tres sorprendentes canapés elaborados por César Sánchez que resumían los gustos y colores de la gastronomía mexicana y entre los que no faltaba la presencia de los populares saltamontes conocidos como chapulines, canapés que fueron acompañados de un potente chile poblano y un blanco Rielo de Rioja que sorprendió muy gratamente a todos los presentes, se pasó a la cata a ciegas de los cuatro tintos, a saber: Cupani 2010 Rioja de la bodega Heredad de San Andrés; Planots 2010 (Priorat) de la bodega Celler Cal Pla; Vivencias 2011 (Valtiendas) de la bodega Pago el Almendro y Aiete 2012 (Ribera del Duero) de Vinos Sanzuri. Los cuatro vinos fueron debidamente valorados, aunque respetaremos el criterio de los organizadores de no dar a conocer las puntuaciones al no tratarse de un concurso sino de una actividad lúdica.

Respecto a las carnes, fueron igualmente catadas cuatro diferentes piezas de carne de vaca, asadas por Aitor Manterola con la maestría que le caracteriza. En concreto, los presentes probaron piezas de vaca Charolesa, Wagyu, Simental y Limousin. La Simental fue la que más gusto a los presentes, seguida del clon del Kobe japonés, la charolesa y finalmente la limousin que fue la de más baja calidad siendo, aún así una gran pieza la degustada en Patxikuenea.

Como todos los años, el encuentro sirvió a los presentes para disertar sobre la gastronomía y la vida y para intercambiar ideas, teorías, y sugerencias relacionadas en su mayoría con el mundo de la cocina. Se comentó, además, que el chef César Sánchez seguirá unos meses entre nosotros, ya que este años se quiere que la Copa de Vela México-Euskadi se convierta en un intercambio no solo deportivo, sino cultural y culinario. Como co­mentó Aitor Manterola al final de la jornada, “Navegacion, arte y gastronomía son los tres motores del conocimiento humano”.