Sábado, 15 Junio 2024

EL MICROONDAS: SANO Y SOSTENIBLE

EL MICROONDAS: SANO Y SOSTENIBLE Imagen 1

  

Un gran aliado en este mundo de prisas

En esta sociedad las prisas marcan nuestro día a día, qué traducido a nuestra alimentación es no dedicar mucho tiempo a cocinar y reducir las comidas de primero, segundo y postre diarias de antaño a un plato único, y vamos que chutamos! Hay una ventana, en casi todas las cocinas, qué abre todo un mundo de facilidades a la hora de cocinar: el microondas. Como cuando Dorothy, en la maravillosa película del “Mago de Oz”, abre la puerta del cobertizo de Kansas en color sepia, y se encuentra el país de Oz lleno de alegres colores. Cuando abres tu microondas, te encuentras una explosión de aromas, rapidez, sabor, color...

Cuando el microondas empezó a ser habitual en las casas, generó muchas suspicacias, una caja cerrada que no cocina de manera tradicional... Y ya sabemos, todo lo nuevo genera recelo.

A mí me encanta compararlo como cuando llegaron las lavadoras a la vida de nuestras abuelas o bisabuelas. Ellas acostumbradas a dejarse las manos de tanto frotar la ropa, dedicando gran parte de su tiempo a dejarlas limpias como la patena, de verdad ¿qué una máquina iba a hacerlo mejor que ellas? más de una no la acepto... Pero, ¿quién se imagina hoy en día una casa sin lavadora? Este pequeño electrodoméstico; el microondas, nació por casualidad para revolucionar nuestra cocina.A mí me ha conquistado y ¿ a tí? ¿Lo usa solamente como calienta comida?, ¿Sigues pensando que las ondas que emite nos enferman?, ¿qué destruye todos los nutrientes?...

En 6 palabras te voy a describir la comida cocinada en el microondas: sana, segura, sostenible, rica, fácil, y rápida... ¿Mucho no?

- SANA: los alimentos se cuecen en su propio jugó, de esta forma se minimiza la pérdida de vitaminas, minerales y aromas. Apenas necesitamos grasa extra para cocinar.

- SOSTENIBLE: porque ahorra tiempo, agua y mucha energía, esto hace que nuestra huella ecológica sea menor.

- SEGURA: las ondas no ocasionan daño. Lo importante es utilizar materiales adecuados: cristal, siliconas, si usas plástico comprueba que tiene el logotipo de apto para el microondas, ya que sino con el calor puede dejar residuos en el alimento.

Otro punto importante en la seguridad es no quemarte las manos cuando retiras un recipiente caliente del microondas.

- RICA: cómo ya hemos comentado los alimentos se cocinan en su propio jugo, manteniendo su aroma, y eso repercute en el sabor inal.

- FÁCIL: Teniendo en cuenta unos pequeños tips para su uso, cualquiera puede crear elaboraciones ricas y sanas.

- RÁPIDA: Es su mayor ventaja. Los tiempos de cocción son menores que los de la cocina tradicional. Además es más limpio, lo que también ahorra tiempo.

Con solo unos pequeños trucos para su utilización podrás cocinar: verduras, cereales, tubérculos, huevos, pescado, carne... hacer diversas preparaciones o acelerar el tiempo de su preparación tradicional.

Lo que más echamos de menos de este pequeño aliado es que no produce la reacción de Maillard. Pero lo suple ayudándonos a tostar los frutos secos para dar un toque especial a nuestra ensalada, hacer tejas de queso para coronar un risotto, cocer brócoli dejando un verde llamativo y sin llenar la casa con su aroma, hacer un crujiente de jamón para las alcachofas en temporada, fundir chocolate para escribir el nombre del homenajeado en una tarta, polvo de perejil para poner el punto y final a nuestro plato rico rico y con fundamento, como nos dice Arguiñano.

Y ahora, ¿ vas a seguir usando el microondas solo para calentar y descongelar?

 

   
DIETÉTICA
y alimentación

 

Carolina Rïn
Dietista Colegiada nº 1887