Lunes, 25 Mayo 2020

XABIER IRAOLA: ¡OÍDO, COCINA!

XABIER IRAOLA: ¡OÍDO, COCINA! Imagen 1

¿Qué hace un filólogo como tú al frente de una organización agraria? me espetó a la cara mi amigo Odón, soriano de pura cepa y técnico de altos vuelos ministeriales, mientras le hincaba el diente al chuletón de la sidrería Aulia de Legorreta, mi pueblo.

Esa perplejidad, similar a la que albergará usted, estimado lector de ONDOJAN, me llevó a explicarle que comencé a trabajar en la organización agraria ENBA con el objetivo de poner en marcha, aún no siendo periodista, su revista de información para la gente del sector. La tarea informativa se fue ampliando y ahora estoy en labores de coordinación que resumo en un simple “abarca mucho y aprieta poco”.

Pues bien, una de las tareas asignadas era la de ir escribiendo una serie de artículos a publicar en los diarios clásicos del territorio para dar a conocer nuestra realidad, problemática (más allá de las protestas) y nuestra opinión sobre diferentes cuestiones que atañen al sector primario en su conjunto, pero, sin olvidar por ello, el conjunto de la cadena alimentaria.

Así, en estas labores llevo aproximadamente cinco años, escribiendo artículos semanales que se publican cada domingo en el diario Noticias de Gipuzkoa y que son recogidos en su totalidad en mi blog KANPOLIBREAN. Como imaginará, la temática es limitada, la producción de alimentos, su comercialización, el consumo alimentario, los eslabones de la cadena alimentaria, hostelería incluida, y así, domingo a domingo, filípica semanal con una temática tan limitada que raya la monotemática pero que, al parecer, ha logrado captar, siendo ése el objetivo, la atención de la gente ajena al caserío y que fijen su mirada en la gente productora y en sus alimentos.

La base de mi trabajo es la admiración hacia los baserritarras, a esa gente tan humilde como importante, esencial como reconoce ahora el Gobierno Central mediante Real Decreto, que trabaja la tierra, en familia, en cercanía y con una humildad que resulta hasta extraña para la gente que no comparte su modo de vida.

La austeridad, concepto que se puso en boga en la anterior crisis del 2007, la vienen aplicando los baserritarras desde tiempos inmemoriales, tal y como me decía mi amiga Kontxi del caserío Arruan Handi de Lastur, sin alardes de modernidad, pero con una naturalidad únicamente comprensible al formar parte de su agroADN.

La cercanía, concepto que ahora valoramos altamente en tiempos del confinamiento, es también un concepto intrínseco a nuestro caserío puesto que todas sus facetas, la producción, la elaboración y comercialización, básicamente, se efectúan en cercanía y orientadas, asimismo, a la cercanía.

Ahora bien, la cercanía también debe labrarse en el día a día sin caer en la dejadez y en el exceso de confianza y así el factor de cercanía, acercándome al público objetivo de ONDOJAN, entre productores y hosteleros, tanto bares como restaurantes, debe ser trabajado por ambas partes. El baserritarra debe trabajar la tierra y gobernar el ganado mientras escucha las necesidades del hostelero en cuestión, puesto que muchas veces el factor determinante de la compra de un hostelero no es el producto en sí, si no el servicio y la atención personalizada (cuestión que cuidan perfectamente los pequeños comerciales de último kilómetro). De nada vale, tener las mejores hortalizas o el mejor queso o txakolí si no somos, los baserritarras, capaces de hacérselos llegar al hostelero en el sitio, momento u horario ajustado a su forma de trabajar porque, en caso contrario, seremos sustituidos por el producto (principalmente foráneo) servido por el comercial de turno.

Eso sí, la cercanía debe ser recíproca e igualmente trabajada por el hostelero que, si bien alardea públicamente de servir un producto de alta calidad y producto local, abandona al productor a la primera de cambio cuando el servicio no es el exigido sin tener en cuenta que el productor, dada su reducida dimensión y carácter familiar, también tiene sus limitaciones y forma de trabajar, tan respetable como la del hostelero en cuestión.

Es cuestión de cercanía, pero en la cercanía, tan importante como hablar es escucharse. Ya saben, ¡Oído cocina!

  

dani essencia2918 web

  

XABIER IRAOLA AGIRREZABALA
Agroagitador

Xabier Iraola Agirrezabala, nació en Legorreta allá por el año 1966 y vive en la casa en la que vino al mundo.
Desde el año 1994 lleva trabajando en la organización agraria ENBA (Euskal Nekazarien Batasuna) donde comenzó con labores periodísticas y actualmente es el coordinador en Gipuzkoa.
Por afición, Xabier se considera “un humilde juntaletras”, condición que le llevó a impulsar su propio blog, KANPOLIBREAN (www.kanpolibrean.blogspot.com) donde todos los domingos cuelga puntualmente sus artículos de temática primaria que también son publicados en el diario Noticias de Gipuzkoa.