Viernes, 30 Septiembre 2022

PALABRAS PARA MIKEL

PALABRAS PARA MIKEL Imagen 1

El 22 de marzo de 2022, a punto de cerrar la edición de nuestro número 208 recibimos, como un mazazo, la noticia de la muerte de Mikel Corcuera, gran amigo y colaborador de esta casa desde que fue publicado su primer artículo, en marzo de 2008, en el nº 51 de Ondojan.com. Han sido 14 años completos de colaboración a lo largo de los cuales Corcuera redactó más de 160 artículos para esta revista y compartió docenas de vivencias gastronómicas con nosotros. Desde estas páginas hemos querido rendir un sentido homenaje a Mikel y hemos pedido a las personas que le conocieron que nos hagan llegar unas palabras en su memoria, recopilación que hemos llamado “Palabras para Mikel” haciendo un guiño al bello poema “Palabras para Julia” de José Agustín Goytisolo, ya que Mikel, además de un refinado gourmet y un pozo de sabiduría gastronómica, era un gran aficionado a la poesía que incluso llegó a escribir sus propias creaciones... Estas palabras van por ti, Mikel, compañero, amigo !!.

 

TRANSGRESOR Y CABALLERO

(Artículo publicado el 23 de marzo en el diario “Noticias de Gipuzkoa”)

Una buena amiga me lo describió ayer perfectamente en medio de la lluvia (diluvio, más bien) de Whatsapps de ánimo y duelo que recibí a raíz del fallecimiento de Mikel Corcuera. “Verdades como templos me decía cuando coincidía con él en algún sarao.  Era de los que sabía mucho y alardeaba nada. Le importaba un pito lo que dijeran de él y de su vida privada. Se mereció un homenaje en vida pero esos se suelen hacer a los que no lo merecen tanto.”

Estas frases, prácticamente improvisadas mientras se teclean en el móvil, recogen la esencia de Mikel Corcuera. El donostiarra que colgó la toga y la cambió por la mesa y el mantel era un sabio tranquilo. Repartía conocimiento y no sentaba cátedra. Compartía sabiduría y no pedía nada a cambio. Derrochaba amabilidad y nunca empleaba una palabra más alta que la otra. Era pura mesura. No insultaba. No ofendía. No cruzaba las rayas rojas. Y siempre, siempre, estaba dispuesto a echar una mano.

Pero no nos engañemos. Mikel Corcuera no era un corderito. Era crítico y transgresor. Denunciaba las injusticias. Ridiculizaba a los soberbios. No se casaba con nadie. Ante la duda, Mikel era de los que se ponían a favor del débil, ya estuviéramos hablando de política, de economía, de raza o de condición sexual. Y todo, con guante de seda, porque a pesar de ser muy punky en sus convicciones, no le gustaba alardear de cresta. Era, haciendo un guiño cinematográfico de esos que tanto le gustaba utilizar como apasionado que era del séptimo arte, “Transgresor y caballero”.

Con su comportamiento y su maravillosa manera de ser, Mikel consiguió no hacerse enemigos, o si los tuvo, tuvo los mínimos. Mikel nunca insultaba, pero sabía definir a los egoístas, a los pedantes, a los abusones, con términos no hirientes que dejaban en peor lugar a sus receptores que una retahíla de palabrotas. Ese era Mikel. Un caballero. Un genio. Un pozo de sabiduría. Un pedazo de pan. Un amor. Cuánto vamos a añorar tu saber, tu cultura y tu templanza, Mikel !!

 


PALABRAS PARA MIKEL 

Recuerdo a Mikel como una persona amable, siempre con un consejo interesante, era una gozada escucharle.

Arantxa Agirrezabala, Kattalin Erretegia, Beasain

–––––––––––––––––

Querido Mikel... qué pronto nos has dejado. Tu corazón se desgastó de tanto hacer el bien. Cuánto quisiste a Ura y a Lur. Nunca te olvidaremos.

Angelita Alfaro, cocinera, Pamplona

–––––––––––––––––

Mikel era un alma de niño encerrado en un cuerpo grande. Culto, lo cual le hacía ser recatado al emitir opiniones, pero con un criterio muy claro. Se nos ha ido un crítico que se merece el título.

Mireia Alonso, cocinera, Eibar

–––––––––––––––––

De Mikel Corcuera, al ke he conocido breve pero intensamente, me kedo, ya ke he tratado kon él en tres eventos importantes, en ke no tenía pelos en la lengua, en lo  generoso ke era, en lo ke amaba nuestra profesión y en el respeto ke tenía hacia los kocineros. Íbamos hacer algo juntos... pero ya será en la otra vida ya ke no me ha dado tiempo en esta... Un #patxote enorme allá donde estés D.E.P, amigo... patxotes

Patxi Aranguren, cocinero, Zumaia

–––––––––––––––––

Mikel era de los que sabía mucho y alardeaba nada. Educado, generoso y cercano, se mereció un homenaje en vida pero esos se suelen hacer a los que (a veces) no lo merecen tanto…

Nere Ariztoy, consultora gastronómica, Donostia

–––––––––––––––––

Mikel Corcuera, tu buen corazón, tu simpatía, tus ganas de ayudar a los demás y tu amor y profundo conocimiento de la gastronomía siempre serán un ejemplo a seguir. 

¡Tan bien interpretaste nuestra cocina y nuestros pensamientos! 

Siempre formarás parte de la historia de Arzak.

Tus amigos Elena y Juan Mari

Elena y Juan Mari Arzak, Donostia

–––––––––––––––––

Eskerrik asko por ser el primero en venir a nuestra humilde casa y por ser tan buena persona.

Iñaki Azkue “El Vaskito”, cocinero, Donostia

–––––––––––––––––

Mikel era pausado, auténtico, rebelde, defensor de los que lo intentan, profesor de casi todo y un joven cuya alma nunca envejeció. Poeta, escritor y sobre todo, gastrónomo.

Anxo Badía, pareja de Mikel Corcuera.

–––––––––––––––––

Mikel fue un regalo para la gastronomía, sabio, humilde y cercano. Desde el primer momento me llevó de la mano, y pude aprender mucho de sus palabras. Siempre me quedarán esos grandes momentos alrededor de una mesa.

Urki Balerdi, cocinero, Zerain

–––––––––––––––––

Pocas recetas he catado tan apasionantes como las que oficiaba Mikel Corcuera en sus escritos y tertulias, recetas rebosantes de sabiduría, respeto, seducción e ironía. Cuántos libros seguirán suspirando por sus prólogos y textos, los que otros firmaban... ¡Qué gran tipo!

Pepe Barrena, crítico gastronómico y editor

–––––––––––––––––

Eternamente agradecidos por ser un poco padrino y creer en nosotros desinteresadamente, un privilegio haberte conocido. Hasta siempre, amigo. 

César Barrera y Arantxa Mendioroz, restaurante All i Oli, Donostia

–––––––––––––––––

“Humildad, escucha y conocimiento. Mikel ejemplificó un periodismo tranquilo, me atrevería a decir “slow”, pausado, reposado... algo que seguimos necesitando. Por ello, su ejemplo sigue muy vivo para quienes ejercemos el periodismo”

Aitor Buendía, periodista gastronómico

–––––––––––––––––

Hay una frase (también aplicable al mundo gastronómico) que dice: “Nadie es imprescindible”. Pero hay otra que afirma: “La excepción confirma la regla”. Mikel Corcuera era la excepción.

Eduardo Bueso, gastrónomo y editor de la revista digital “Lugares con Estrella”

–––––––––––––––––

Gran maestro, orador y cronista! Pero en primera persona un buen tío cálido y campechano, la verdad... En fin, en mi persona tengo un buen recuerdo, ikusi arte Mikel!

Óscar Campos, bar Piñudi, Donostia

–––––––––––––––––

Uno de los  grandes de la gastronomía vasca. Fuente de sabiduría gastronómica, siempre dispuesto a colaborar de forma desinteresada, demostrando cariño y aprecio a labor de la Academia Vasca de Gastronomía y de tantos que intentamos, de una manera u otra, divulgar y valorizar la cultura gastronómica del País Vasco.

Mari Mar Churruca, presidenta de la Academia Vasca de Gastronomía

–––––––––––––––––

Tuve la suerte de conocer a Mikel Corcuera en diversos asuntos relacionados con la gastronomía ( como jurado de premios gastronómicos, catas y otras celebraciones) y siempre, sin ser nada dogmático, era un placer oírle porque era una amena autoridad en la materia. Pero, además,  otra cualidad que enriquecía al personaje era que escribía muy bien y podía recordar a esos escritores gastrónomos que tanto placer nos dan con sus escritos como Julio Camba, Álvaro Cunqueiro, Vázquez Montalbán  o Néstor Luján. Sin duda era uno de ellos. Y, además, dicen que era buena persona. Yo creo que sí. Que descanse en paz. Y que la ciudad esté a la altura del personaje haciéndole algún tipo de homenaje.

Ramón Eder. premio Euskadi de Literatura

–––––––––––––––––

En Txuleta recordaremos a Mikel como un destacado crítico gastronómico con décadas de trayectoria y una memoria prodigiosa. 

Sus artículos, siempre ensalzando las bondades del restaurante con las palabras exactas, han sido de gran ayuda en nuestra trayectoria. 

Aunque, sin duda, lo que le hacía más grande aun y por lo que le recordaremos siempre es por su personalidad: cercana, agradable y educada, su forma de ver el mundo en general y el de la gastronomía en particular era generosa, abierta y siempre aportando, nunca restando. 

Además, no dudó jamás en acercarse cuando le invitábamos a un evento y siempre se acordaba de Txuleta para sus trabajos culinarios. Se nos ha ido el ‘crítico amigo’ de los restaurantes.

Ander Esarte, restaurante Txuleta, Donostia

–––––––––––––––––

Gracias Mikel, por tus consejos, conocimientos y tu saber estar, en los múltiples concursos en que nos acompañaste de jurado, tanto en las catas de Morcilla de Beasain como en el concurso de asado de cordero.

Julio Escalante, cofradía de la morcilla de Beasain

–––––––––––––––––

SÓLO PUEDE SER CORCUERA

Gran cultura culinaria,
textos llenos de matices…
lucidez extraordinaria,
la cocina con raíces.

 

Cervantes de mano fina
de prosa siempre certera.
Tratándose de cocina…
sólo puede ser Corcuera.

Javier Etayo, viñetista e ilustrator

–––––––––––––––––

Te conocí allá por los 80 en el Illarramendi. Siempre te he visto dedicado por y para nuestra gastronomía, auténtico. Betirarte Mikel!

Tibur Eskisabel, cocinero, Donostia

–––––––––––––––––

Adiós amigo Mikel, qué grandes momentos hemos pasado juntos, qué suerte tuve aquel día que nos conocimos. Has sido un gran maestro en el mundo gastronómico así como fuera de él. Una gran persona que siempre has estado dispuesto a colaborar con todos los acontecimientos, importante tu trabajo en la Semana Gastronómica de Intxaurrondo de la cual tenemos grandes recuerdos. Siempre has sido un ejemplo y un espejo donde mirarse. Has luchado con todas tus fuerzas pero al final te ha ganado la batalla. Descansa tranquilo que te lo mereces. Agurrrrr.

Peio García Amiano, gastrónomo, Donostia

–––––––––––––––––

Se ha ido un amigo con el que siempre aprendía. Me sorprendía con sus comentarios y le admiraba por todo su saber. Amante y respetuoso con esta profesión y miembro de jurado por excelencia ahí donde le llevaba. Nada va a ser igual, nos deja un gran vacío pero también multitud de anécdotas que siempre recordaremos para que siga presente en nosotros.

Sonia García Olazabal, gastrónoma, Irun

–––––––––––––––––

Para los que vivimos el mundo del periodismo gastronómico, Mikel siempre ha sido y será uno de los grandes referentes que ayudó a que la cocina vasca tenga el prestigio que tiene hoy en día. Un abrazo a su familia.

Oraitz García Recondo, periodista, Donostia

–––––––––––––––––

La pasión por la gastronomía se impuso a la vocación de togado. Perdimos un abogado pero ganamos un gran gastrónomo y para los más íntimos, un enorme cocinero y lo que es más importante, un escritor que supo ensamblar como nadie la cinematografía, la literatura e incluso el deporte del balompié, con el mundo de los pucheros. ¡Hasta que nos volvamos a encontrar!

Manolo González, periodista y gastrónomo, Donostia

–––––––––––––––––

Mikel Corcuera fue un crítico gastronómico humilde y discreto, que evitaba la polémica y siempre dispuesto a colaborar. 

Rafa Gorrotxategi, confitero y txokolatero, Tolosa

–––––––––––––––––

Lo conocí en Consuegra, cuando le hicieron cofrade de honor del Queso manchego. Enseguida congeniamos. Era una persona muy querida y admirada en Asturias, además de que me consta que le gustaba mucho nuestra gastronomía. Siento la pérdida de una persona tan importante para el mundo de la gastronomía. 

Carlos Guardado, gastrónomo asturiano

–––––––––––––––––

La librería Corcuera se encontraba en Gros, al comienzo de la calle Trueba. Tal vez fue allí donde mi amigo Mikel Corcuera y de la mano de su madre, aprendió el gusto por las letras y la gastronomía. Entre legajos que hablaban de cocina, de política o novelas prohibidas escondidas en la trastienda. Casi seguro que fue en aquel lugar donde creció nuestra amistad. Agur Mikel, tus textos seguirán con nosotros. Al contrario que las personas éstos nunca mueren.

Xabier Gutiérrez, restaurante Arzak, Donostia

–––––––––––––––––

“Guisandera de aupa”, le decías a mi amatxo, “Incombustible”, me llamabas a mí, “Ha nacido una estrella”, dijiste de mi hijo Sergio. Tres generaciones hemos vivido de tu crítica gastronómica que era culta, cariñosa y con un guante de seda que la convertía en terciopelo. Sin lugar a dudas el mejor y más sabio gastrópata.

Juan Mari Humada, Hidalgo 56, Donostia

–––––––––––––––––

Lo recuerdo desde que yo era un niño. Siempre me encandilo su erudición. Tan a faltar en los opinadores modernos.

Sergio Humada, restaurante Txitxardin, Lasarte

–––––––––––––––––

Mikel fue el primer crítico gastronómico que nos visitó cuando empezamos hace 25 años. Desde el principio confió en nuestro proyecto y compartió con nosotros sus vastos conocimientos gastronómicos y vitales. Siempre le estaremos agradecidos. Era un hombre sabio y bueno. Goian bego Mikel

Juanma Hurtado / Jaione, restaurante Kabia, Zumarraga

–––––––––––––––––

Para recordar a Mikel, en Noticias de Gipuzkoa solo podemos emplear buenas palabras. Su profesionalidad pero sobre todo su forma de ser, su carácter tranquilo, su cercanía y su generosidad nos han acompañado en esta aventura desde el primer ejemplar del periódico. Ha sido un lujo contar con tu sabiduría. Beti arte.

Eduardo Iribarren, director de Noticias de Gipuzkoa

–––––––––––––––––

¡Gran persona y muy querida de esta familia!

Patxi Larrañaga, Ana Iparragirre, Naroa Larrañaga, Carnicería Patxi Larrañaga, Lasarte-Oria

–––––––––––––––––

Enciclopedia de la Gastronomía Vasca 

En este mundo tan complicado de la gastronomía, HUMANiDAD, cariño y comprensión.

Pablo Loureiro, Casa Urola, Donostia

–––––––––––––––––

Nos vemos, pero no pronto. Ponles al día de Historia de la cocina para que se entretengan  por donde te dejen estar. Cuéntales cuánto te gustaba nuestra Real, el buen juego, el fútbol en sí... nuestros momentos en torno a las mesa que compartimos y disfrutamos. Nos vemos.

Álvaro Manso, hostelero retirado, Donostia

–––––––––––––––––

Para mi siempre será un diccionario con patas y se que está mal dicho.    

Félix Manso, cocinero, Irun

–––––––––––––––––

Grande y generoso. En un mundo difícil como el crítico gastronómico, se llevaba bien con casi todos. Siempre dispuesto a enseñar. Siempre dispuesto a aprender. Un gran amante de la cocina tradicional vasca.

Txema Martín, restaurante M. Martín, Donostia

–––––––––––––––––

Agur Mikelon. Dejas un gran recuerdo en mi corazón de unos cuantos años de convivencia en torno a las aulas y los fogones. Gero arte... maixu.

Xabier Martínez, restaurante Martínez, Ordizia

–––––––––––––––––

Para nosotros ha sido una persona sencilla, con conocimientos gastronómicos, buen profesional y mejor persona, siempre dispuesto a ayudar. Te recordaremos siempre.

Iñigo Mas Lago y Mertxe Goikoetxea, bar Azkena

–––––––––––––––––

Le conocí cuando, le hicimos Cofrade de Honor del Queso Manchego, del que tuvo la ocurrencia de decir que era “El Rolex de los quesos”, porque era el más imitado del mundo. Hemos utilizado esa expresión en cientos de ocasiones. Con Mikel he compartido mesa, ha estado en mi casa... fue un buen hombre al que tuve el gran honor de conocer. 

Alfredo Medina, Casa de Castilla La Mancha, Donostia

–––––––––––––––––

Le conocí desde que abrió un restaurante en Gasteiz. BUENA PERSONA, gran conocedor de la gastronomía, buen comunicador en sus escritos y gran apasionado de su trabajo.

Manu Méndez, La Vinatería de Gros

–––––––––––––––––

Mikel era la Wikipedia de la Gastronomía Guipuzcoana, con su memoria privilegiada, anécdotas para no parar, buen tertuliano, generoso y un buen apoyo para muchos.

Elena Navarri, restaurante Kostalde, Donostia

–––––––––––––––––

Algo más que un profesor, una persona que inspiró la búsqueda continua de nuevos conocimientos y un mejor entendimiento de esta nuestra pasión, la gastronomía, en mí.

Dani Negreira, restaurante Hidden by DN, Taiwan

–––––––––––––––––

Te has ido demasiado pronto Mikel, pero con todos los deberes hechos y matrícula de honor. Gracias por todo lo que nos dejas... me acuerdo todos los días de ti !!!!!!

Carlos Nuez, cocinero, Trintxerpe

–––––––––––––––––

Conocimientos ilimitados... Te sentías escuchado... Y tenía la humildad que tanto falta en este mundillo... 

Yon Pavón, coctelero, Lasarte-Oria

–––––––––––––––––

Mikel era sabiduría y humildad hecho persona. Aunque tenía un gran conocimiento de gastronomía, siempre escuchaba con atención tu opinión y la respetaba.

Javier Penas, cocinero, Donostia

–––––––––––––––––

Mikel era como leer un buen libro. Aprendíamos de su sabiduría, de su experiencia y de su autenticidad. Persona humana, accesible, apasionada y siempre dispuesto a compartir sus conocimientos gastronómicos. Respetado por profesionales y aficionados a partes iguales. Siempre estará en nuestro corazón. Goian Bego.

Jesús Portugal. Asoc. Gastron. Lobiano, Ermua

–––––––––––––––––

Mikel, siempre estarás en la memoria del Bergara. Besarkada handi bat!!!

Monty Puig-Pei, Esteban Ortega, bar Bergara

–––––––––––––––––

Eskerrik asko bihotzez, gozatzen, gastronomia gozatzen erakusteagatik. Betirako, on egin Mikel.

Javi Rivero, restaurante Ama, Tolosa

Hace más de cuarenta años que le conocía. Es una persona que sabía mucho, muchísimo de gastronomía y a la que tuve el honor de servir el primer Borgoña blanco que probó. Siempre nos ayudó mucho en esta casa.

Mariano Rodríguez, somelier rest. Arzak

–––––––––––––––––

Hace un año que te conocí y desde entonces, hasta siempre, amigo. Tuve la suerte de tenerte en mi casa y siempre fue un placer. Nunca nos olvidaremos de ti, ni de la huella que dejas en nuestros corazones. 

Yon Mikel Rodríguez, Avenida Taberna, Lasarte

–––––––––––––––––

Compartimos una etapa de la vida gastronómica de este país, él como crítico y yo como cocinero. Culto, correcto y amable. Así era Mikel.

Roberto Ruiz, Hika Txakolindegia, Billabona

–––––––––––––––––

Nos conocimos en el puerto de San Sebastián, preparando uno de los muchos trabajos, historias, vivencias y relatos que nos has dejado para el estudio y recuerdo de aquello que más te apasionaba, “La Gastronomía”. On Egin, Mikel!!

David Yarnoz, El Molino de Urdaniz, Navarra

–––––––––––––––––

Viejo amigo con una evolución sorprendente y magistral, poeta gastronómico, tenía tantas cosas que enseñarnos todavía... Qué pena...

Iker Zabaleta, Aratz Erretegia, Donostia

–––––––––––––––––

El periodista gastronómico que terminó siendo un gran amigo y nos ayudó a crecer gracias a sus críticas constructivas.

Xabier Zabaleta, Aratz Erretegia, Donostia

–––––––––––––––––

Desde Arzak me ha tocado muchas veces trabajar con él, y siempre aprendías algo. Creo que con Mikel se ha perdido un gran sabio de la cultura gastronómica”.

Igor Zalakain, restaurante Arzak, Donostia

–––––––––––––––––

Le gustaba venir a esta casa. Llamaba “la tortilla mundial” a mi tortilla de bacalao y decía que había que defender “la cocina del ajo y el perejil”... Viva tu ajo y tu perejil, Mikel. Mila esker benetazkoa izateagatik !!

Txaro Zapiain, restaurante Roxario, Astigarraga

–––––––––––––––––

Conocerte, Mikel, fue un placer, al igual que compartir contigo más de un encuentro gastronómico, a los que, maldita sea, has dejado huérfanos. Ya no serán lo mismo sin ti.

Teresa Zarco, periodista

 

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

dani essencia2918 web

 

 

CULTURA GASTRONÓMICA


MIKEL CORCUERA

CRÍTICO GASTRONÓMICO