Domingo, 23 Enero 2022

VUELVEN LOS TIEMPOS OSCUROS

 

Tomamos prestado el título de un tema del grupo gasteiztarra Soziedad Alkohólika por ser un buen resumen de la sensación que ha calado en la hostelería y la restauración en general ante el golpe de timón que ha dado la situación que llevamos arrastrando desde marzo de 2020 cuando, tras un verano esperanzador en el que parecía que la campaña de vacunación había dado sus frutos, nos hemos encontrado con una “vuelta al cole” en la que nuestros gobernantes han vuelto a sacar a pasear su lado más intransigente y autoritario y, una vez más, utilizan al sector hostelero como cabeza de turco y pieza de sacrificio ante una circunstancia sanitaria que son incapaces de afrontar.

Además, en esta ocasión, a las restricciones a las que nos han ido acostumbrando de una manera cansina y progresiva, nuestros gobernantes han añadido un nuevo elemento: la obligación a la hostelería de exigir a su clientela el Pase Covid, una medida de dudoso carácter legal y dificultoso encaje constitucional que obliga a los restauradores, el colectivo más perjudicado por la nefasta gesión gubernamental a convertirse en policías exigiendo a sus clientes información que hasta ahora se consideraba del dominio privado.

La medida, de momento, sólo se exige que sea aplicada en los restaurantes con capacidad mayor a 50 personas y en el ocio nocturno, pero conociendo la falta de imaginación de nuestros mandatarios y su tendencia a lanzar balones fuera en vez de buscar soluciones efectivas a los problemas, podemos apostar sin temor a perder a que en un plazo más corto que largo la obligación del injusto y, seguramente, ilegal pasaporte, será extendida al total de la hostelería. Mientras tanto, los estadios de fútbol, los transportes públicos, los supermercados, las grandes superficies y las empresas siguen llenándose de gente sin controlar aforos ni exigir ningún tipo de pase ni obligación a sus usuarios. La historia se repite y sigue perdiendo, siempre, el sector hostelero.

El mencionado grupo Soziedad Alkohólika publicó hace unos años, antes de la pandemia, un disco titulado “Sistema Antisocial” que contenía un tema, “Farmacocracia” en el que avanzaban de manera visionaria que el poder planeaba crear pandemias “y traficar con el dolor”. El estribillo de la canción repetía: “Tu vida, tu muerte, la decidirán las patentes”. Algo empieza a oler a podrido en este asunto cuando siempre están perdiendo los mismos y los que podrían hacer algo para solucionarlo siempre están mirando al tendido sin avanzar. En Europa cada vez es más clamoroso el rechazo público a la gestión de los gobiernos de esta epidemia... ¿ se trasladará aquí esa tendencia ? 

 

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

josema 6336

  

 

ESTUPIDO CONCIENZUDO


JOSEMA AZPEITIA
Coordinador de Ondojan.com