Jueves, 13 Mayo 2021

TIEMPO DE LUCHAR

TIEMPO DE LUCHAR Imagen 1

“Echo de menos hasta a los chavales que venían a pedir agua cuando más trabajo teníamos”. Estas palabras, que podrían haber parecido un mal chiste hace menos de un año, corresponden a un arrebato de sinceridad en Facebook de Galia Galán, responsable del bar Roberto de Gros, en un post en el que hablábamos del nuevo cierre de la Hostelería.

Y es que dicho cierre, que llevábamos tiempo vaticinando, ya ha sido consumado. En el artículo de introducción del nº 191 de Ondojan.com,en septiembre, adelanté que el  Gobierno Vasco esperaba “un rebrote para después de vacaciones, y que la estrategia del Gobierno iba a ser “volver a cerrar Hostelería y Cultura y salvar lo que se pueda de la Industria (...) Así que ya está el camino allanado para volver a encerrar al gremio hostelero. Han empezado por el ocio nocturno, pero que nadie se engañe, seguirán los bares de pintxos, las cafeterías, los restaurantes... y no se va a librar nadie”. Y añadía al final del mismo: “Y cuidado, porque están manipulando los medios de comunicación y la opinión pública para crear un estado de opinión que justifique las medidas a tomar”.

Pues bien, lo dicho. A pesar de que la propia información gubernamental revela que en la hostelería sólo se ha dado el 3% de los contagios frente al 6% y 15% de reuniones familiares e industria, a pesar de que el gremio de la hostelería ha cumplido a rajatabla las restricciones y protocolos impuestos, se ha vuelto a cerrar, a cal y canto además, a la hostelería. ¿Cuál es el objetivo final de esta estrategia que, está claro, no obedece a criterios sanitarios sino a prioridades y decisiones de agenda? Tan solo lo saben los que se reúnen en los despachos gubernamentales. 

Sigamos haciendo de Nostradamus. Fuentes de total solvencia nos han vuelto a asegurar dos cosas: Una, que el cierre de la Hostelería se alargará hasta pasado el puente de la “Inmaculada constitución”, y posteriormente se dejará abrir a los establecimientos para salvar las Navidades. Y dos, que pasadas las fechas navideñas se volverán a buscar una excusa para volver a confinar a la hostelería y, tal vez, al resto de la población. 

Están jugando con nosotros. Nos están llevando por donde quieren pues somos un sector desorganizado con poca capacidad de respuesta y porque, además, queda electoralmente bien el ser duro con el ocio y la restauración, sirve para esconder sus propias incompetencias y quedar bien.

Ante esta situación solo queda la lucha. Ell camino emprendido por SOS Ostalaritza de organizar una manifestación simultánea en todas las capitales de Euskal Herria ha sido un acierto de organización y de respuesta por parte del público. Hay que seguir organizando este tipo de actos con regularidad, sin descansar. Deben ver que los hosteleros están coordinados y que no están dispuestos a hacer de cabeza de turco de nadie. Hay que dar una imagen unitaria y hacer que a nuestros gobernantes les salgan los colores. La hostelería debe seguir trabajando sin descanso en restablecer la normalidad cuanto antes. Le va la vida en ello..

 

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

josema 6336

  

 

ESTUPIDO CONCIENZUDO


JOSEMA AZPEITIA
Coordinador de Ondojan.com