Domingo, 18 Agosto 2019
Libro SENDA 2

ENTRE BUCÓLICAS MONTAÑAS Y VIÑEDOS IMPOSIBLES

Estos últimos cuatro días en Falset, han sido maravillosos. Allí tienen lugar, cada dos años, las catas para la Guía Melendo del Champagne. Como ya sabéis algunos de vosotros, se trata de una guía en la que los vinos son catados a ciegas, dejando a un lado el poder que ejercen las etiquetas a la hora de asignar los puntos a ciertos vinos. Aquí no hay trampa. Tras las sesiones de cata se descubren las botellas para que todos podamos comprobar la transparencia de la guía. Esta vez hemos sido dieciséis catadores distribuidos en cuatro mesas por las que han ido pasando las casi mil botellas a puntuar en esta edición 2018-2019. La Guía verá la luz el próximo Octubre y, aunque no puedo adelantaros información acerca de las puntuaciones, sí puedo deciros que habrá sorpresas de gran relevancia. 

Además Falset es un lugar especial. Es la capital de la comarca del Priorat, en Tarragona. El vino, el aceite y la almendra son el motor principal de la economía y esto es algo que se huele en todas las esquinas. Los vinos que allí se elaboran suelen poseer una personalidad muy marcada. Emplean principalmente la garnacha y la cariñena, pero la gran riqueza de la zona reside en sus suelos. Las pizarra característica del lugar, conocida como licorella, es en buena medida la causante de la singularidad de estos vinos. El subsuelo es muy pobre y las plantas tienen que esforzarse de manera especial para conseguir el sustento, esto hace que los rendimientos por cepa sean muy pequeños, ¡ni siquiera llegan al medio kilo de uva en algunos casos!. Debido al carácter montañoso de la zona,  los viñedos se disponen casi siempre en laderas empinadas de difícil acceso, con lo que sumando todo lo anterior, es de comprender que el precio medio de los vinos sea superior al de cualquier otra región vinícola del Estado.

Pero no siempre ha sido un lugar de reconocido prestigio. Antes de la década de los noventa prácticamente nadie hablaba de sus vinos. Fue en 1989 cuando allí se empezaron a asentar personajes conocidísimos hoy día como Alvaro Palacios, Josep Lluis Pérez, Daphne Glorian, René Barbier y Carlos Pastrana que, con su buen hacer, consiguieron resucitar el Priorat y situarlo en el lugar que le correspondía. Cenando el otro día con Jordi Melendo y Enric Aguiló, propietario de Vinatería Aguiló, la mejor tienda de vinos de Falset, me contaba éste último que, antes de que llegaran todos ellos, la sensación de los habitantes del Priorat era que, aunque apenas sacaban rendimiento económico a sus viñedos, eran muy conscientes del tremendo tesoro que albergaban sus empinadas laderas, pero tuvo que ser alguien de fuera quien pusiera en valor toda su riqueza.

Recuerdo la primera vez que fui al Priorat. Fue en el invierno de 2003. En aquellos años empezaba a interesarme de verdad el mundo del vino y decidí acercarme unos pocos días a conocer ese lugar del que tanto se empezaba a hablar. Fue allí donde, por primera vez en mi vida, me emocioné en mitad de un viñedo. Por encima mío se inclinaba la ladera hasta alcanzar una verticalidad tal que resultaba casi imposible acceder a una docena de cepas viejísimas que se aferraban al suelo de manera heroica. El paisaje austero, sus bucólicas montañas, la soledad que se respiraba con un silencio extremo y aquellas plantas retorcidas y desnudas de vegetación, casi colgadas de una pared de tierra, se mantendrán para siempre frescas en mi memoria.

Por eso agradezco tanto a Jordi Melendo, que en cada edición me invite a participar en las catas de su Guía Melendo del Champagne, porque me encanta el Priorat, adoro el Champagne y me siento como en casa en el magnífico Hostal Sport, rodeado de buenos amigos y aprendiendo de todos ellos.

Salud!

 

dani essencia2918 web

  

 

ESENCIA DE VID 


DANI CORMÁN

ESSENCIA WINE BAR & STORE
Zabaleta 42 - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
Tf. 943 32 69 15