NATURAL

| nº 173 - febrero 2019
NATURAL Imagen 1

Según la definición de la RAE, ningún vino podría considerarse natural, ya que es el ser humano quien transforma un fruto como la uva, pequeño y sencillo, en una bebida grandiosa e intelectual como es el vino

El diccionario de la RAE define el término natural como “algo que se encuentra tal y como se halla en la naturaleza, o que no tiene mezcla o elaboración”. Es ésta la definición en la que algunos se apoyan para negar la existencia de los vinos naturales, según ella ningún vino podría considerarse natural, ya que es el ser humano quien transforma un fruto como la uva, pequeño y sencillo, en una bebida grandiosa e intelectual como es el vino. Sin embargo, parte de la riqueza de un idioma reside en la interpretación y adaptación de ciertos términos a situaciones que lo requieran. Como veréis a continuación, la palabra encaja perfectamente para denominar ciertos vinos que cumplen una serie de características.

El concepto vino natural es cada vez más empleado en el lenguaje vinícola. Pero, ¿qué quiere decir realmente? Por el momento no existe reglamentación oficial para el uso del mismo en el vino. Existen diferentes asociaciones de elaboradores de vino natural. Éstas establecen una serie de normas de obligado cumplimiento para los asociados. La más conocida en el Estado es la Asociación de Productores de Vino Natural. Lo definen como “aquel que se ha elaborado con uva natural, sin añadir ni quitar nada, cuyo resultado es fiel reflejo de la la tierra donde nace”. Establecen siete puntos irrenunciables:

1) Cultivo respetuoso con el medio. Se practica la agricultura ecológica, biodinámica, empleando sólo productos naturales.

2) Compromiso con el entorno. Se ha de imponer un comportamiento coherente a la hora de canalizar recursos como el agua o la energía, generando la mínima cantidad posible de residuos.

3) El viticultor es el autor. El elaborador ha de controlar el viñedo, se responsabiliza de todos los trabajos y toma las decisiones.

4) Autenticidad y singularidad. El carácter de la añada y la tierra han de estar reflejadas en la uva, sin que otros elementos maquillen su expresión en el vino. Es preferible el trabajo manual y artesanal, no se usan levaduras ni bacterias comerciales, ni se acidifica para corregir la acidez, no se chaptaliza, no se encabeza con alcohol, no se añaden aromas ni virutas de madera, no se clarifica, ni se filtra, etc.

5) No se añade anhídrido sulfuroso (sulfitos). Es un gas irritante y tóxico, que produce jaquecas, migrañas y resaca. En las etiquetas de vinos naturales suele aparecer “contiene sulfitos no añadidos”, ya que en la fermentación las levaduras siempre producen una mínima cantidad, pero muy lejos de los elevados niveles presentes en los vinos convencionales.

6) Se hace lo que se dice y se dice lo que se hace. Es decir, se actúa con transparencia ante cualquiera que lo demande y nunca se oculta información.

7) Compromiso con la asociación y sus miembros. Se comparten y defienden sus postulados. Se participa aportando y aprendiendo. Los socios no pueden implicarse en actividades contrarias a los postulados de la asociación.

A ver quién es el guapo ahora que encuentra un término mejor que natural para denominar a estos vinos.

Salud!

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

dani essencia2918 web

  

ESSENCIA DE VID 


DANI CORMÁN

ESSENCIA WINE
General Echagüe 2 (Parte Vieja) - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
Tf. 943 32 69 15
info@essenciawine.com
www.essenciawine.com