Lunes, 12 Abril 2021

IROULÉGUY

IROULÉGUY Imagen 1

Una vez más la historia se repite, detrás de los grandes vinos de cada región se encuentran personas apasionadas, comprometidas con su tierra, grandes personajes del mundo del vino

Ahora y cuarto en coche desde Donosti, envuelto en un maravilloso paisaje con el pirineo nevado de fondo, entre preciosos valles y cuidadísimos caseríos de color rojo y blanco principalmente, se ubica el pequeño pueblo de Irouléguy, en cuyas laderas de orientación sur se encuentran, sobre terrazas en pronunciada pendiente, buena parte de los viñedos que forman la A.O.C. a la que da nombre este pueblo de Iparralde.

Hace tan sólo unas semanas, en uno de esos oscuros y lluviosos días con que nos castigó el mes de Enero tras los excesos navideños, decidimos Nerea y yo cerrar la tienda unas horas para conocer en persona a Luxi y Peio, del Domaine Ilarria. Llevaba años con ganas de conocerles. Su vecino y también productor de grandes vinos, Michel Riospeyrous del Domaine Arretxea, me había recomendado en repetidas ocasiones su visita. 

Nos dieron la bienvenida con ese euskera meloso y atractivo tan característico de los lugareños de éste lado de la muga. Aunque debido a la lluvia, tuvimos que refugiarnos en la bodega sin opción de visitar el viñedo, disfrutamos de una muy interesante charla con Peio. Nos habló de la larga tradición vinícola de su familia, con más de cien años produciendo vino en Irouléguy, de cómo fueron sus inicios y la trayectoria que había seguido a lo largo de los años. Pero lo que realmente nos cautivó fue su filosofía, su visión de la naturaleza. Hablamos, cómo no, de biodinámica. No se considera ningún extremista en sus ideas, coge aquellas que su experiencia le ha demostrado que son beneficiosas y rehuye de su parte más esotérica. Me sentí realmente identificado con sus pensamientos y su forma de hacer. El paso del tiempo y las experiencias recogidas en todas y cada una de las añadas, han hecho posible que los vinos de Ilarria sean, cada año que pasa, más naturales y auténticos. De hecho, elabora incluso uno de ellos sin adición de sulfuroso. Los produce con las variedades locales: Petit Corbú, Gros y Petit Manseng para los blancos y Tannat y Cabernet Franc para los tintos y rosados. Curiosamente, es esta región donde parece ser que tiene su origen la Cabernet Franc. Nos contaba Peio que también dispone de Cabernet Sauvignon y que, en los buenos años, daba unos vinos francamente espectaculares, aportando complejidad y peso en sus ensamblajes.

Aunque todos ellos nos parecieron muy buenos, hubo dos que destacaron claramente. El Ilarria 2016 blanco nos encantó. Un vino de emoción contenida, puesto que pienso que comenzará a mostrar su mejor versión en un par de años o tres, pero ya deja ver buena parte de su generosa personalidad. En segundo lugar su Ilarria 2016 tinto, sin sulfitos añadidos, nos pareció sobresaliente. Finísima y delicada nariz floral, cristalina, con sus violetas y su cassis y una boca con carácter aunque de paso ágil y fresco.

Una vez más la historia se repite, detrás de los grandes vinos de cada región se encuentran personas apasionadas, comprometidas con su tierra, grandes personajes del mundo del vino... 

Salud!

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

dani essencia2918 web

  

ESSENCIA DE VID 


DANI CORMÁN

ESSENCIA WINE
General Echagüe 2 (Parte Vieja) - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
Tf. 943 32 69 15
info@essenciawine.com
www.essenciawine.com