Viernes, 05 Marzo 2021

URTEBERRION !!

URTEBERRION !! Imagen 1

Por fin, podemos felicitar el año nuevo con alegría y alborozo. Por fin, estrenamos un año nuevo limpio y lleno de renglones vacíos.

Por fin, pasó el nefasto 2020 y sus adversidades.

¿Al fin o al principio?

Personalmente, mi contento es máximo por haber llegado al 2021 sana y salva, espero que ustedes también, pero sinceramente desconfío celosamente de todo aquel que quiere borrar de un plumazo todo lo acaecido durante el 2020. Aguafiestas, la niña.

No tengo ni idea de sus creencias particulares. Si creen más en Olentzero o en los Reyes Magos. Puestos a pedir, hagamos como los niños y aprovechemos cualquier coyuntura para CREER. Los Reyes Magos tienen la peculiaridad de llegar después de año nuevo y para mí “este año” es el mejor regalo de reyes. 

Puestos a creer, me creo hasta los buenos propósitos de la ONU y sus 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que articulan la agenda 2030 con la que las Naciones Unidas pretende “Una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás”.

Desde OSOA nos sumamos al objetivo número 12 PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles ha sido nuestra inquietud desde que comenzamos nuestra marcha y este año, más que nunca, trabajaremos para ello.

Cada año, se estima que un tercio de toda la comida producida acaba pudriéndose en los cubos de basura de los consumidores y minoristas, o estropeándose debido a un transporte y unas prácticas de recolección deficientes.

En caso de que la población mundial alcance los 9600 millones de personas en 2050, se podría necesitar el equivalente a casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los estilos de vida actuales.

La crisis sanitaria que arrancó en 2020 está íntimamente ligada a la crisis medioambiental que llevamos padeciendo desde los 60 a raíz de la revolución verde en materia de producción agrícola.

Es irreversible, de acuerdo, pero podemos hacer mucho por mejorar nuestro entorno.

Según un estudio de la Comisión Europea, los desperdicios domésticos dependen de nuestros hábitos cotidianos, condicionados a su vez por varios factores, como son:

 

➔Subestimación del valor de la comida.

➔Escaso conocimiento de los problemas relacionados con la producción y gestión de los desperdicios.

➔Escaso conocimiento de cómo utilizar de modo más eficiente la comida comprada.

Son solo 3 de los ejemplos de cómo podríamos mejorar nuestro impacto medioambiental cada vez que compramos y cocinamos, poniendo en nuestras manos el inmenso poder de cambiar una realidad gris en una más verde y saludable para todos.

Esperamos con humildad aportar nuestro granito de arena con nuestras recetas... Feliz año.

 

PLATO EQUILIBRADO DE AÑO NUEVO

Este plato pretende ser una cena equilibrada para nuestro organismo, para nuestro bolsillo y para nuestro ecosistema.

INGREDIENTES:

  • Sobras de todos los panes que hemos comprado y están como piedras
  • Verduras que tengamos de fondo de nevera.
  • Sobras de proteína animal, cordero, salmón, kokotxas, foie, etc;
  • Alguna hoja de lechuga o escarola lacia.

ELABORACIÓN:

Según la dureza del pan, podemos tostarlo para hacer unas tostas o remojarlo con un líquido y moldear unas cestitas de pan.

Para las verduras, disponer en una sartén amplia un fondo de AOVE y rehogar las verduras picadas en juliana fina, añadiendo sal desde el inicio y cubriendolas para que generen vapor.

La proteína animal determinará el sabor de la receta, pero la cantidad debe ser ínfima, si no el equilibrio se nos va al garete. Deshilachar la carne y calentar con su propio jugo. En nuestro caso las lonchas de salmón se templan al contacto de las hortalizas recién cocinadas.

Para completar, picar las hojas verdes.

Aliñar con la mondadura de las zanahorias y una cebolleta, si las hubiera o cualquier preparado al gusto.

Fíjese el comensal en la integridad del plato; hidratos de carbono en el pan, fibra en las hortalizas, proteína en la carne o pescado y vitaminas en las verduras frescas. Por algo nos llamamos OSOA.

 

  

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

ANNE retrato 6483441 OJ166

 

  

 

EQUILIBRANDO

 


ANNE OTEGI

OSOA sukaldaritza&ikaskuntza
info.osoa@gmail.com