Domingo, 23 Enero 2022

BÉLGICA ES VIEJOVEN

¡Al fin! Acabo de llegar de Bélgica, la meca europea de la cerveza. He podido visitar las ciudades cerveceras de Brujas, Gante, Amberes y la enorme capital, Bruselas. En todas ellas he podido disfrutar de la gastronomía, que se fundamenta en los mejillones elaborados de mil maneras, gofres con montañas de nata recién montada, chocolates y trufas deliciosas, y ¡cómo no! las cervezas belgas. También he tenido la ocasión de visitar las Abadías trapenses de Orval y Rochefort, donde son los monjes los que la elaboran y supervisan la producción de cerveza. La cerveza allí forma parte de la cultura general, como aquí los pintxos y el txakoli, vamos. El problema es que se han quedado algo estancados en los estilos de siempre. No quiero decir que lo de siempre este mal, pero este “boom” que hay ahora mundialmente de cervezas artesanas, en Bélgica está pasando un poco desapercibido, y son pocas las nuevas fábricas que salen a la palestra a hacer cosas nuevas.

Obviamente Brasserie Cantillon casi tiene el deber de seguir su línea de cervezas Lámbicas, aunque ya innovan con las fermentaciones en distintas barricas, y juegan con frutas y demás. Y claro que los monjes Trapenses no tienen que abandonar sus recetas centenarias, pero un poco de meneo no estaría mal. Una excepción es Brussels Beer Project, es un brewpub situado cerca del centro de Bruselas que abrió en 2013. Es especial, ya que hacen cervezas de estilos totalmente diferentes, desde IPA´s Americanas o Porters de estilo Inglés hasta, como no, Blanches belgas. En este brewpub tienen una zona destinada a fábrica, otra a barra, con unos 12 grifos de sus cervezas, y un enorme salón donde puedes sentarte en cajas de cerveza y disfrutar de todas ellas.

Hay muchos, pero que muchos bares, brewpubs, fábricas y abadías, como Moeder Lambic en Bruselas, Kulminator en Amberes, Gruut en Gante, y las abadías de Chimay o Westvleteren. Poco a poco os contaré más cosas de este país, que tiene mucha historia pero también mucho futuro.

Y si vais por Bélgica en alguna ocasión os recomiendo probar la Delta IPA, de Brussels Beer Project, es una Saison IPA muy afrutada y con notas a frutas tropicales como el lichi y el mango, algo que suena a chino por esos lares. Y algo más de toda la vida, la Cantillon 50°N°4-E, una cerveza que solo puedes comprar en su fábrica; es una Lambic elaborada en 2013 que ha pasado tres años en barricas de Cognac. Una cerveza muy especial, con notas a vainilla, madera y algo de fruta blanca.


 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS