Viernes, 21 Enero 2022

DE NAVARRA, CON AMOR

Está claro que Navarra ha sido tradicionalmente un pueblo de costumbres pero innovador, ambicioso pero sin presumir, emigrante pero a la vez siempre pensando en su tierra; pero sobre todo destaca por ser un bonito lugar donde reina la artesanía.

Cómo no, en Navarra son conocidos sus quesos del Roncal, sus licores como el mundialmente conocido Patxaran; o la Mandrágora, el que según cuentan, las brujas de Zugarramurdi utilizaban para lograr sus “vuelos”. El vino que no falte en esta tierra tan rica, donde encontramos, desde Chardonnays afinados en botas de roble, hasta Pinot Noirs únicos y de calidad absoluta.

Pero no podemos olvidar, dentro de la artesanía alimentaria Navarra, las cervezas artesanas, de calidad gracias a los campos de cebada de San Adrián, a los lúpulos salvajes en los márgenes de los ríos, y cómo no, a una de las mejores aguas que podemos encontrar para el uso cervecero.

Me gustaría destacar el crecimiento de las micro-cervecerías en Navarra. La ya no tan micro Naparbier, recientemente ha instalado su Brew House de 3000 litros para poder distribuir desde Bilbao a Tokyo pasando por Nueva York. 

Pero también hay más fábricas que están pisando fuerte, como Sesma brewing, donde Petra es la musa que los ilumina para hacer estas grandes ales.

En la Mutilva baja podemos encontrar a Marbel, donde elaboran una American Brown Ale de campeonato, hecha con lúpulos americanos que destacan su fina amargura. También destacar la Morlaco beer, una nueva cerveza elaborada por tres amiguetes, donde el morlaco es el protagonista de sus vidas, al que dedican estas cervezas artesanas de calidad.

Seguramente brotarán más cerveceras artesanas en Navarra, tierra que bien merece estar en el podio de las mejores cerveceras del estado.

Y que mejor lugar para degustar buena cerveza que el bar Manneken beer, en el centro de Iruña. Donde sus 6 grifos rotativos de cerveza artesana y sus más de 150 referencias en botella nos harán pasar una buena tarde entre amigos cerveceros. Probar la Petra Diva, de los Sesma brewing. Una Bitter con baja graduación, 3´8% vol, pero con aromas muy intensos y frescos. También la Black Rain, de Naparbier, una Black IPA muy intensa de 7´5% vol y elaborada con la colaboración de Nogne (Noruega), esta vez utilizan lúpulos Amarillo, Chinook y Simcoe para hacer muy aromática esta gran cerveza.

¡Salud!

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS