Viernes, 21 Enero 2022

GINGER BEER, CERVEZA DE JENGIBRE SIN ALCOHOL

GINGER BEER, CERVEZA DE JENGIBRE SIN ALCOHOL Imagen 1

Tanto en la cocina, como en la coctelería, siempre ha habido una máxima: la preocupación por el producto y la selección de materias primas, por el trato y manipulación de ese producto, de hecho, en estos tiempos es indiscutible la moda del “Km 0”.

Hará dos años aproximadamente os hablaba de un refresco que se estaba volviendo a poner de moda en Japón, como era el Ginger Ale. Pues bien, dos años después esta moda está más que arraigada en Europa y esto nos ha llevado a revitalizar a su hermano mayor, el Ginger Beer.

Tal y como os comentaba en aquel artículo, el Ginger Ale es una infusión de jengibre, agua carbonatada, azúcar y limón, en cambio el Ginger Beer se elabora a base de agua, azúcar, jengibre, limón y levadura, y en algunas ocasiones se completa la receta con alguna especia como el chile. Parece que son los mismos ingredientes, pero la gran diferencia es su elaboración, pues en este caso estamos hablando de una bebida fermentada, como lo puede ser el vino o la cerveza, y de ahí su nombre. Es bebida es de baja fermentación, lo que implica que las levaduras se van comiendo el azúcar y lo van transformando en alcohol y gas carbónico. Este proceso dura entre 2 y 5 días, ya que la temperatura a la que se somete esta fermentación es baja.

El Ginger Beer tiene su origen en Reino Unido a mediados del siglo XVII, donde se popularizó entre los jóvenes por su baja graduación alcohólica, ya que contenía menos de un 2% de alcohol, pues en aquella época las regularizaciones de impuestos lo exigían así.

En la actualidad son diversas marcas las que comercializan el Ginger Beer, con la diferencia que la mayoría de ellas lo elabora sin alcohol, es decir sin fermentar y por tanto tampoco se genera el gas de forma natural y por ello debe ser inyectado.

A mi particularmente, la marca que más me gusta es el Ginger Beer Schweppes Premium, ya que en su receta se aprecia un intenso y a la vez delicado picante del jengibre en combinación con el chile. Esta combinación es ideal para la coctelería, ya que su frescor y su leve picante nos viene ideal para completar diversos cocteles, donde en la mayoría de ellos únicamente lo utilizamos de “top”, es decir, para completar nuestro cóctel. Por otro lado, hay dos cócteles increíbles, en los cuales está muy presente: el primero es un Dark & Stormy, cuyos ingredientes son: zumo de lima, sirope de caña de azúcar, Ginger Beer y ron oscuro. En este cóctel, a diferencia de la mayoría, el destilado lo servimos al final y no se mezcla, quedando un cóctel de dos colores bien diferenciados. Los primeros sorbos que demos serán un poco alcohólicos, pero conforme nos vayamos bebiendo la copa, se ira haciendo mucho más suave y fresca. Y como no, el cóctel por excelencia del Ginger Beer es el Moscow Mule, del cual tenéis aquí su receta…

MOSCOW MULE

INGREDIENTES:

 

  • 5 cl Ketel One Vodka
  • 2.5 cl Zumo de Lima
  • 20 cl Ginger Beer Schweppes Premium Mixer
  • Twist de Limón Verde
  • Una Ramita de Menta Fresca.

 

ELABORACIÓN:

Para hacer este cóctel necesitamos una taza de cobre o bien un higball (vaso alto). Servimos Ketel One Vodka, el zumo de lima y una piedra de hielo, enfriamos bien, y cuando este bien frío, completamos con hielo y servimos el Ginger Beer Schweppes Premium Mixer. Para decorar usaremos un ramillete de menta fresca y aromatizaremos con un twist de limón verde.

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

ALBERTO BENEDICTO OJ150 web

  

 

ARTE LÍQUIDO! 


ALBERTO BENEDICTO


Especialista en coctelería
www.aquavitaecocktails.com/