Domingo, 17 Diciembre 2017

KIKE BIGURI: LA HORA DE LA COMEDIA

KIKE BIGURI: LA HORA DE LA COMEDIA

Kike Biguri, “cómico y actor” como reza su tarjeta personal es, sin duda, una de las caras más conocidas del Goierri, y muy especialmente de Beasain, municipio en el que reside durante décadas. Conocemos a Kike durante años y nos consta que sigue y disfruta nuestras publicaciones gastronómicas, pues más de una vez nos ha reconocido que envidia nuestras incursiones culinarias. Nosotros, por nuestra parte, queríamos disfrutar del ambiente de una sociedad goierritarra como la Sociedad Pelotazale Murumendi, de la que es socio nuestro amigo. No fue difícil, por lo tanto, convencerle de que se pusiera el mandil y nos ofreciera su hospitalidad, además de una excelente comida. 

Nacido en 1964 en Donostia, hijo de padre bilbaíno y madre altsasuarra, criado hasta los 12 años en Ordizia y a partir de esa edad en Beasain, ya que su padre trabajaba de ferroviario, Kike se considera un ciudadano del mundo aunque recalca su origen “ñoñostiarra” (sic) y su asentamiento personal como goierritarra en general y beasaindarra en particular.

Desde muy crío tuvo Kike muy claro que lo suyo era puro teatro. “Ya en los udalekus, con mis primos, hacía teatro, y a partir de los 14 vi muy claro que quería dedicarme a ello. Pero el grupo más cercano estaba en Errenteria... mal rollo”.

Finalmente Kike se animó a apuntarse a una academia de interpretación (Video Uno) situada en Reyes Católicos, y según terminó le llamaron para Goenkale, serie que entonces se encontraba en uno de sus momentos de gloria, primero como inspector de Sanidad y posteriormente como prestamista. Por aquel entonces le salió alguna “cosita” como la participación en un anuncio de Euskaltel y, finalmente, con 26 años, se animó a ir a Madrid donde tuvo la oportunidad de participar en series como Policías, Periodistas, Hospital Central, Cuéntame... recuerda con especial cariño su aparición en “Periodistas”, serie en la que apareció en 7 capítulos haciendo de un policía experto en mafia. Además, el final de su aparición en la serie fue uno de sus papeles más gastronómicos, ya que terminó como un “fiambre”, dentro de un congelador y con el cuello cortado. Entrañable.

Asentado finalmente en Beasain y convertido también en responsable padre de familia, Kike se dedica, hoy en un 90% a los monólogos, “un fenómeno que ha aumentado de manera espectacular en los últimos años”, nos cuenta, “es sintomático que este año Óscar Terol haya abierto un bar en Egia, “La farándula”, que se va a especializar entre otras cosas en eso, en actuaciones y monólogos. Este mismo mes, casualmente, me tocan dos monólogos coincidiendo con las fiestas de Beasain, uno en Hernani el día 27 y otro en Altza el 28, lo que me va a impedir disfrutar a tope de los Loinaces, pero si hay trabajo, hay trabajo”. Y es que nuestra reunión con Kike se celebra a un mes vista de las fiestas de Beasain, con lo que aprovechamos para inquirirle sobre las mismas y recopilar material, matando dos pájaros de un tiro, para el ejemplar de nuestra revista comarcal, GIDA, que abordará dicha celebración.

A día de hoy, Kike prefiere las fiestas de día y con tranquilidad. “Antes estaba metido en todo: en las tamborradas, el día de las cuadrillas, los disfraces... ahora prefiero disfrutar las fiestas con más calma y de día. Una buena comida, café, gin-tonic y tertulia con los amigos, aunque nos seguimos disfrazando en familia el sábado”. 

KIKE BIGURI pisto 1026 OJ152Lo que nos llama la atención al inquirir a Kike sobre las fiestas de Beasain es que, teniendo la popularidad que tiene, no le hayan ofrecido participar en ellas. “Es curioso”, nos dice, “que se traigan mariachis, grupos extranjeros, etc... y a nadie se le haya ocurrido que se podría ofrecer a la gente un monólogo, pero es que ni me han pedido las tarifas para saber qué podría costar. Estoy seguro de que muchos actos con menos repercusión cuestan el doble o más, pero eso es algo que tienen que valorar los organizadores de las fiestas”, concluye Kike antres de centrarse en la elaboración de una extraordinaria comida en la que nos sorprende con unas esponjosas croquetas perfectamente fritas, un espectacular lacón con patatas panaderas, aceite y pimentón y unas verduritas salteadas con morcilla de Beasain y crujiente de ibérico de quitarse la boina. “No te olvides de poner que la idea de este plato me la ha dado Eusebio Martín Colinas de la sociedad Larrañaga, que si no me corre a boinazos”, comenta Kike. En cualquier caso, son sus manos las que elaboran el plato de principio a fin, con lo que el mérito de Biguri no es poco. “Me considero un cocinillas y me encanta preparar pijadillas” nos dice mientras pica las verduras “Me queda muy bien la ensalada templada de gulas, gambas y almejas y el solomillo al foie me sale cojonudo... sobre todo si el género es también cojonudo. En lo que no soy tan bueno es en los pescados, porque mi mujer los hace tan bien que le dejo a ella... su salsa verde es inigualable” concluye, suspirando.

KIKE BIGURI 0920 OJ152Comer también es algo que le gusta a Kike, como no... “No tengo sitios fijos, me encanta probar lugares diferentes, pero si me preguntas por alguno en especial, tengo que admitir que me encanta el Urkiola de Beasain, y que he hecho comidas gloriosas en el Kuko de Ormaiztegi. Fuera del Goierri me gusta mucho el Lasa de Bergara...” 

Está claro que Kike no es una persona de mal gusto, ni mucho menos. Con su sal y su pimienta, este goierritarra universal es capaz de aliñar la más sosa (o la más alegre) de las celebraciones, sean éstas gastronómicas, despedidas, congresos, fiestas de cualquier tipo... No duden en contactar con Kike si quieren aportar ese plus de diversión a su vida. Pueden hacerlo por teléfono (629 622 474) o por mail (ebiguri@hotmail.com). Seguro que no se arrepienten.